Hadas

Hadas
Gracias Ginebra

sábado, 28 de mayo de 2016

Magia


Si alguna vez tuve dudas  sobre la magia que inunda nuestro entorno , creo que se disiparon cuando aquella tarde de primavera paseando al atardecer te vi a ti,entre los árboles , tocando esa dulce y triste melodía.

El sonido que salia de ese instrumento que yo no conocía , era como oír a los mismos ángeles en las noches de fiestas,recuerdo como al mirarte tu  media sonrisa me fascino , tú cara era el reflejo de la serenidad y contemplarte con la luna detrás eso hizo que mi embeleso fuera total.

Quede obnubilado , fascinado y no se cuantas cosas más... pero realmente me quede varado al oír como pronunciabas mi nombre , ese que salia de tus labios como el canto del más bello pajarillo.

Me dijiste ven , acércate que oigas como desde aquí todo se puede lograr, eso si tendrás que tener la mente en paz contigo y tus deseos que no hieran a nadie , solo así lograras tu felicidad.

Al acercarme , vi la más linda de las mujeres , ella no era de aquí , sino de un lugar donde la maldad , el egoísmo , la mentira , hipocresía , no habitaban , sino todo lo contrario , esa tranquilidad , paz, y sobre todo amor , sus ojos eran dos rayos de luz que iluminaban todo el bosque ,hacía que su presencia me transportará a ese mundo donde todos soñamos ..... " el amor ",  prevalece  entre todos los seres vivos , no hay mentiras que nos dañen , ella hacía que sintiera todo eso ... pero pronto me di cuenta que elevaba su cuerpo , flotando quedaba , con su mano me dijo adiós , solo pronuncio mi nombre para decirme ....

                                       "Ve con cuidado ,pero nunca hieras, solo así encontrarás lo que buscas"

No entendí bien esa frase , no me dio tiempo a decirle más ni siquiera a despedirme , hoy ha pasado el tiempo ,  mi visión no fue un sueño , mi hada mágica me dejo lo más preciado y es.. que aunque te dañen , te hieran , te sientas mal, nunca pagues con la misma moneda ... se fiel a tus principios y obra siempre en consecuencia de tu conciencia , solo así encontraras la felicidad que mana de ti , por qué nunca olvides amig@ tú eres tú propia felicidad .

Campirela_

viernes, 6 de mayo de 2016

Pánico en el Quirófano

La historia que os voy a contar ocurrió un día de primavera eran las doce de la noche  en la calle no había mucha gente a pesar que era viernes y la temperatura era deliciosa . Salí después de mi jornada de trabajo , esa semana me tocaba de tarde  aunque no era mi turno favorito debo de reconocer que para mi situación familiar me venía bien, pues mis hijos estaban atendidos todo el día ,  eso para mi era lo más importante la tarea de cuidarlos lo hacíamos entre  su padre que estaba toda la tarde  y yo toda la mañana;  me encanta disfruto cuando esos renacuajos se despiertan y vienen corriendo hacía la cama a darme el beso de los buenos días.

Aquella mañana  algo extraño sentí al abrir los ojos , una punzada en el pecho me sobresalto , un gemido de dolor salio de mis labios en principio no le di mayor importancia , pensé que una mala postura sería la causa de esa leve molestia.
En menos de un segundo tenía a Ana encima de mi , se me paso cualquier fleco de dolor  ver su carita y su boca mellada me dio las alas que necesitaba para afrontar el día.
Al grito de "zafarrancho", chicos  todos al lavarse los dientes  en menos de cinco minutos os quiero ver sentados con vuestros uniformes en regla y a desayunar.....

Esos minutos , eran los más locos de todo el día  pero también los más divertidos ,  cierto que ahora recordando la escena que se repetía día a día creo que ni el mejor director hallaría escena que la igualase .

Una vez que todos estábamos listos para afrontar nuestra jornada levantamos campamento y comenzaba nuestro rutina diaria ...  los niños al colegio, era labor que me satisfacía llevar a mis hijos de la mano , uno a cada lado contándoles durante el trayecto todo lo que haríamos a la salida de clase,  un no parar de risas , gritos y no dejar de oír la palabra "mamá" .

Una vez los deje , mi tarea como siempre, llegar a casa ordenarla y preparar la comida , siempre que me permitía mi trabajo comíamos todos juntos ,  aprendí de mis padres que para que la familia este unida una de las mejores terapias es compartir comidas, cenas y mucha tertulia , procuraba que eso fuese así, aunque la vida y obligaciones no siempre podía cumplirse.

Ese día comeríamos juntos apuraba todo el tiempo hasta que  salia a todo correr para no llegar tarde al hospital, he de decir que soy Neurocirujana , ejerzo en un hospital de la Seguridad Social , desde hace más de diez años,  me consto sacarme la plaza  con mucho esfuerzo y sobre todo  con ayuda de mi pareja lo pude conseguir , eso os contaré en otro episodio.

La jornada transcurrió algo ajetreada , había sido previsto que esa tarde tendría una operación algo complicada , todos los responsables que haríamos la intervención  nos encontrábamos en el despacho del director para ultimar quien sería nuestro anestesista , Iván a última hora no pudo hacerlo había tenido un accidente  esa misma mañana y se encontraba ingresado para ver su evolución , fue algo sino raro algo extraño ,  en los diez años que llevaba allí nunca a última hora tuvimos que meter a un nuevo miembro al equipo ... en fin en ese momento no le di mayor importancia , cosa que más tarde si la tenia.


Eran las cinco de la tarde y todo estaba preparado en el Quirófano numero cinco , María  y  Andrea eran mis enfermeras  , con ellas me sentía segura ,  llevamos juntas casi desde el comienzo  solo con alzar las cejas nos entendíamos a la perfección ,  faltaba el anestesista que venia a suplir a nuestro chico , cuando estábamos en la sala  de desinfección se abrió la puerta, nos quedamos las tres con las manos hacía arriba y nuestra cara un poema....

Buenas tardes señoritas , seguro que no esperaban tenerme de colega suyo pero no habido tiempo de buscar a nadie he decidido ejercer mi antigua profesión espero estar a la altura y no causarles ningún contratiempo, así pues manos a la obra , el paciente nos esta esperando.

El nuevo compañero no era nada más y nada menos que el mismísimo director , cuando me incorpore a este hospital , él todavía no estaba como director , era el anestesista del cual todos nos hablaban decían mil cosas la mayoría que era una eminencia, todos los pacientes que el tocaba , al despertarse tenían una sensación similar de una falsa tranquilidad , que más tarde desembocaba en una histeria y confusión,  era algo que todos pasaban por alto pero a mi me tenia preocupada , cosa que cuando le ascendieron dejo de lado, solo se centraba en dirigir el Hospital. 

Una vez  todos estábamos preparados nos dirigimos al Quirófano, la operación que íbamos a realizar era complicada , teníamos delante de nosotros a un joven de aproximada mente 30 años , con una Apendectomía , el problema era que venía con una infección muy importante y te  miamos que fuera a reventar, ese era mi objetivo extirparlo antes que ello ocurriese.

Me dirigí al anestesista  y por encima de la mascarilla le dije si el paciente estaba listo , él con esos ojos  inquisidores me hizo un ademán con la cabeza que yo entendí que si....

Me prepare para hacer la incisión y en el momento  del contacto del  bisturí con la piel al roce sin llegar a cortar el paciente se nos sentó en la camilla ...


El susto se lo pueden imaginar en los años que llevo ejerciendo mi profesión jamás tuve incidente semejante , los nervios volaban por encima del habitáculo y los gritos del paciente eran de una magnitud de terror y dolor.
Ante aquel "contratiempo" mi actitud fue calmar dentro de lo que podía a ese hombre que no entendía que estaba haciendo desnudo en una mesa fría cubierto con una sábana verde y tres personas observándole  con mascaras, guantes y una luz inmensa sobre su cabeza.
Al cabo de unos minutos la situación parecía estar controlada , el anestesista le cogió una nueva vía y le enchuflo un sedante que según el mismo no podía fallar , pues le administró una doble dosis , según nos informo al resto del personal , este paciente estaba acostumbrado a los relajantes, debió ser esa la causa de que el tipo de anestesia que le administro no le hiciera efecto .

Una vez que comprobamos que el paciente estaba totalmente dormido , empecé a practicarle  la incisión por donde debería extriparle el apéndice.

Transcurrió dos horas , en las que que me sentí tensa y observaba cosa que me molestaba , el trabajo estaba realizado y debo decir que con una gran maestría pues pudimos terminar sin ninguna otra alteración todo había salido bien , el paciente estaba fuera de peligro, en unos días listo para irse a su casa y llevar una vida normal.

Lo que ocurrió una vez terminado todo el proceso de la intervención es algo como salido de cuento de terror, el director " Anestesista" nos abordo a mi equipo y a mi misma y con una voz autoritaria nos ordeno que en el parte no mencionar  lo ocurrido dos horas antes..... 

Por mi parte quedo bien claro mi informe daría todos los detalles , pues es una falta que se debe decir, para que no vuelva a ocurrir , todos cometemos errores , pero en nuestra profesión no tratamos con máquinas sino seres humanos ... él me miro tan hondo que sentí que su mirada no terminaría ahí.

Son las doce, viernes noche mi jornada ha terminado  hoy he sentido miedo por primera vez en una sala de Quirófano , no solo ha sido el" contratiempo" sino la energía que desprendía  una persona , quiero olvidarlo pero mi mente no me deja ... voy  caminando ligera deseo llegar a casa y tomarme una relajante ducha , no soy consciente pero llevo un rato que no veo a nadie en la calle  , nunca he sido miedosa pero hoy tengo un mal presagio , cuando giro la esquina veo una sombra que viene hacía mi .............oscuridad .

Al grito de mamá despierto estoy en casa me he quedado dormida , miro el reloj y veo que son las cuatro y media hora de irme al hospital.

Fin.

Este micro-relato va dedicado a todos esos profesionales que por miedo a perder su trabajo callan muchas cosas , todo lo escrito no es real solo es una fantasía de mi mente .

Campirela_